La Leyenda de los atrapasueños

by - 16:59



Uno de los motivos que me hizo comenzar a diseñar y hacer atrapasueños fue el mensaje tan bonito que guardan y sobre todo su historia.

Siento que muy pocas personas dejan volar a su alma para encontrar aquello que les hace verdaderamente felices. Nos dejamos llevar por los conceptos establecidos y olvidamos que vinimos a esta vida a Vivir y ser felices.

Para comenzar a vivir comencé a soñar, siempre he sido una soñadora lunática, pero en este caso, me paré e intenté conectar con mi esencia con todo aquello que me hace vibrar de arriba abajo.

Lo que sentí fue tan bonito que me encantaría aportar mi granito de arena para logres a comenzar a soñar y encontrar aquello con lo que tu alma vibra y dejar atrás malos pensamientos o miedos que te impiden dar el paso del camino de tus sueños.


¿De dónde sale este elemento que evoca tantas cosas bonitas?

Las tribus indias americanas nos lo dejaron de herencia y como todo lo que rodea a estas tribus estas lleno de leyendas y magia, el atrapasueños no iba a ser menos.

Hay dos leyendas muy bonitas, la primera es de los indios Ojibwa, según ésta había una mujer araña llamada Asibikaashi que cuidaba a la gente de la tierra. La mujer araña, velaba por toda criatura de nuestro mundo, inclinándose sobre las cunas y las camas de los niños mientras tejía una fina, delicada y fuerte telaraña que era capaz de atrapar todo mal entre sus hilos y hacerlo desvaneces al alba.

Cuando su pueblo se dispersó por América del Norte, le comenzó a resultar muy complicado cuidar a todos los niños, por lo que las madres y abuelas tuvieron que comenzar a tejer redes con propiedades mágicas que atrapan los malos sueños y las pesadillas, protegiendo así a sus niños


Los indios Lakotas tenían otra leyenda preciosa que seguro te encantará en cuanto la leas.

Un viejo líder espiritual lakota tuvo una visión en donde Iktomi, el maestro de la sabiduría apareció en forma de una araña, y en un idioma sagrado que solo los lakotas conocían, le habló mientras tomaba un trozo de madera del sauce más viejo; con plumas, pelo de caballo, cuentas y ofrendas y empezó a tejer una telaraña.

Le hablaba sobre los círculos de la vida, cómo nacemos siendo niños y nos vamos transformando en adultos hasta la vejez, en donde debemos ser cuidadosos como cuando éramos bebés, para completar el círculo.

Las palabras del sabio fueron las siguientes: 
En cada tiempo de la vida hay muchas fuerzas, unas buenas otras malas. Si te encuentras con las buenas, ellas te guiarán en la dirección correcta. Pero si escuchas a las fuerzas malas, ellas te lastimarán y te guiarán en la dirección equivocada. Hay muchas fuerzas en diferentes direcciones y algunas pueden influir en la armonía de la naturaleza. Pero también cuentas con el Gran Espíritu y sus enseñanzas.
Mientras el sabio hablaba, continuaba tejiendo la telaraña de afuera hacia adentro, y le dijo:
Mira la telaraña. Es un círculo perfecto, pero en el centro hay un agujero. Úsala para ayudarte a ti mismo y a tu gente, para alcanzar tus metas y hacer buen uso de sus ideas, sus sueños y sus visiones. Si crees en el Gran Espíritu, la telaraña atrapará tus buenas ideas y las malas se irán por el agujero.
El anciano lakota, le pasó su visión a su pueblo y ahora los indios usan el atrapasueños como la red de su vida. Se cuelga encima de las camas de los niños.

Lo bueno de los sueños queda capturado en la telaraña de la vida. Lo malo escapa a través del agujero del centro y no será nunca más parte de ellos.

Y así es cómo los lakota creen que los atrapasueños protegen su destino.


Lo ideal es que, si vas a adquirir un atrapasueños, te asegures de que los materiales con los que está hecho sean 100 % naturales: piel, madera, plumas y piedras auténticas.

Ahora, puedes encontrar de todos los tamaños y formas. No solo lo puedes colgar en tu cabecera, también puedes llevarlo contigo en collares, anillos, aretes y muchas cosas más. 

Los atrapasueños que hago son hechos con elementos naturales de mi isla. Me encanta decorarlos con flores, ramas y hojas naturales, al igual que los tintes. Si quieres uno para tí o para alguien especial puedes ponerte en contacto conmigo y vemos cómo hacerlo para que sea un atrapasueños personal y único.

Si ya tienes uno, recuerda que lo más importante es creer en él, en lo que puede transformar cuando en cada sueño que tienes pones todo tu corazón.



Espero que hayas encontrado interesante estas leyendas, como ves, el atrapasueños es mucho más que un objeto de decoración.

Te animo a compartir el post y dejarme tu comentario y si interesa conseguir algún atrapasueños, estaré encantad de que te pongas en contacto conmigo. 

Un abrazo, Karina.

QUIZÁS TAMBIÉN TE GUSTE

0 comentarios

NO TE PIERDAS NADA, ¡ACOMPÁÑAME EN INSTAGRAM!